Ensalada de pimientos asados

{Esto que voy a contar le sucedió a un pimiento cuando contempló que su vida estaba vacía, fue el primer pimiento nihilista y no vio razón en su ser pimiento ni en su rama: el ser o la rama. Cayó en una especie de fuente cósmica con un líquido oleaginoso, se sintió hecho tiras y se dio cuenta de que la existencia precede a la esencia. Cuando se vio colgando sobre el labio de un señor con bigote que pensaba en pasear a sus niños por un centro comercial, pensó en la muerte y le dieron náuseas}

* Haciendo la receta nos surgió la duda: ¿qué es una carmela? ¿de dónde viene el nombre? Encontramos la página losfilologos.com que la define como un modelo de sartén plana con ondulaciones en la superficie, que sirve tanto para tostar pan como para asar pimientos. El nombre se debe al fabricante valenciano Muebles Metálicos Carmen que en 1965 decidió llamar así a su flamante invención, creando de paso un nombre genérico para este tipo de utensilio de cocina.

Ingredientes

(Para 1 ensalada)

4 pimientos rojos de cuatro caras
2 pimientos verdes de cuatro caras
2 tomates
1 cebolleta pequeña
2 o 3 cucharadas de un buen aceite de oliva
1 cucharada de vinagre
Sal al gusto

Consejos

 

1. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo. Forrar la bandeja con papel de hornear.

2. Enjuagar pimientos y tomates bajo el chorro de agua y secar con un paño de cocina. Disponer sobre la bandeja en una sola capa e introducir en el horno.

3. Dejar que los pimientos se tuesten por todos los lados dando vueltas si fuese necesario, unos 40 minutos en total. Retirar a una fuente según se vayan haciendo que taparemos con un paño de cocina para que los pimientos “suden” y luego sean más fáciles de pelar.

4. Retirar la piel y las pepitas de los pimientos y cortar en tiras con las manos. Hacer lo mismo con los tomates y pasar a la ensaladera en la que se vayan a servir añadiendo un poquito del caldo que hayan soltado al asar.

5. Cortar la cebolleta en juliana fina e incorporar a la ensaladera. Reservar en el frigorífico si no se va a consumir en el momento. Cuando se vaya a servir, aliñar con el aceite, el vinagre y la sal y mezclar bien con una cuchara.

 

Consejos

 

· Pimientos y tomates también se pueden asar en una barbacoa e incluso una parrilla, sartén grill o carmela* sobre el fuego. Puedes hacer más cantidad y congelar o hacer conservas al vacío (especialmente en verano, cuando estas hortalizas están en temporada).

· La cebolleta es reemplazable por cebolla morada o por otra variedad suave.

· En el sur, esta ensalada suele acompañar a las frituras de pescado, aunque también es una gran guarnición para la tortilla de patatas y pescados o carnes a la brasa.

 

3 Comments

  1. Marisa 22 septiembre, 2015 at 1:42 pm - Reply

    Felicidades! a parte de que me encante la ensalada de pimientos, leer esta historia me hace ver al pimiento de otra manera. todo se puede hacer con arte, a todo se le puede dotar de vida y ahora cuando me coma una ensalada de pimientos pensare de otra manera. Gracias hay mucho talento.

  2. MesabeaGloria 11 marzo, 2016 at 5:48 pm - Reply

    Que wena yo le echo aun o bonito

    • colandcol 11 marzo, 2016 at 6:46 pm - Reply

      Por aquí también se lo ponen, incluso se puede acompañar de huevo cocido picado.

Leave A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.