Pencas de acelga en salsa

Las familias tejanas humildes comen chili con carne y frijoles, las familias tejanas humildes roban coches y los empotran contra las joyerías, las familias tejanas humildes llevan polvo entre las uñas y saben hacer café en el fuego con una lata, las familias tejanas humildes se hacen famosas por sombrero y boina, las familias tejanas humildes acaban tiroteadas por un Texas Ranger cualquiera, las familias tejanas humildes llevarán para siempre la cara de Warren Beatyy y Faye Dunaway, contra el suelo cierto, taladrados y sexis.

Hoy podría decirse: vales menos que una penca de acelga; nadie te mira, se te desecha, se te abandona, se te olvida; pero miradla, a la penca de acelga, con su tallo como columna corintia certeramente tallada, con su savia manteniéndola erecta, con su interior cediendo todo el verde a las hojas. La penca es la verdad de la planta, es sexy una penca de acelga. Se acerca ella toda levantada y lavada a la cebolla (que lleva capas porque es tímida), y le pide un baile. Bailan salsa, claro.
www.colandcol.com/blog

Ingredientes

 –
Pencas de acelgas
Agua + sal
2 o 3 huevos
Harina para rebozar
160 g de cebolla cortada en trozos pequeños
3 dientes de ajo picados
1/2 cucharadita de sal gruesa
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

1. Si las pencas son muy grandes, cortar a la mitad a lo ancho y a lo largo para dejarlas en un tamaño de unos 3×6 cm. Poner una cacerola al fuego con abundante agua y sal y añadir las pencas cuando comience a hervir. Cocer hasta que estén tiernas, unos 20 minutos aproximadamente (dependerá del grosor de las pencas). Escurrir y reservar.
2. Batir los dos huevos y poner harina de rebozar en un plato. Cuando las pencas se hayan enfriado lo suficiente para manipularlas pasar por la harina y el huevo batido y freír en abundante aceite de oliva caliente. Sacar, colocar sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite y pasar a una cacerola ancha. Reservar.
3. En el mismo aceite de haber frito las pencas freír 160 gr. de cebolla cortada en trozos pequeños y 3 dientes de ajo picados . Escurrir el exceso de aceite y pasar al mortero junto con 1/2 cucharadita de sal gruesa. Majar hasta obtener más o menos una pasta.
4. Desleír la cebolla y el ajo con unos 500 ml. de agua y volcar sobre las acelgas. Añadir un poco más de agua si fuese necesario para cubrir las pencas. Dejar cocer unos 15 o 20 minutos en la salsa, apartar y servir.

 

By | 2017-03-31T18:09:51+00:00 31 marzo, 2017|Tags: , , , , , , |1 Comment

One Comment

  1. Guada 6 abril, 2017 at 1:14 pm - Reply

    A pesar de que no soy muy amiga de las acelgas, las pencas (en salsa) me parece que están buenísimas. He hecho esta receta y debo decir que queda riquísima. Me recuerda a un guiso muy similar que mi abuela nos hacia cuando yo era pequeña. La recomiendo totalmente.

Leave A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.