TOC 2016-10-26T17:39:00+00:00

Hay trastornos en la vida que hay que aprovechar en vez de tratarlos. Apostamos por envanecernos en ello, si no puedes luchar contra la idea de chorizo, únete a ella, desarróllala, mézclala. Hemos querido ver el color del chorizo en el atardecer y hemos llamado “chorizo de luto” a la morcilla. Como Lolita decir chorizo es casi comerlo, es como CHO (explosión de ánimo entre los labios), RI (airecillo sutil del aliento que se queda con el sabor potente) y acabar en ZO (como bocanada de dios en la tierra). CHO-RI-ZO, que nos perdonen los políticos si le arrebatamos dos segundos su definición para hacerla feliz entre los labios. 

Loading...