PENCAS DE ACELGA EN SALSA

31.03.2017

Las familias tejanas humildes comen chili con carne y frijoles, las familias tejanas humildes roban coches y los empotran contra las joyerías, las familias tejanas humildes llevan polvo entre las uñas y saben hacer café en el fuego con una lata, las familias tejanas humildes se hacen famosas por sombrero y boina, las familias tejanas humildes acaban tiroteadas por un Texas Ranger cualquiera, las familias tejanas humildes llevarán para siempre la cara de Warren Beatyy y Faye Dunaway, contra el suelo cierto, taladrados y sexis.

Pencas de acelga en salsa

Hoy podría decirse: vales menos que una penca de acelga; nadie te mira, se te desecha, se te abandona, se te olvida; pero miradla, a la penca de acelga, con su tallo como columna corintia certeramente tallada, con su savia manteniéndola erecta, con su interior cediendo todo el verde a las hojas. La penca es la verdad de la planta, es sexy una penca de acelga. Se acerca ella toda levantada y lavada a la cebolla (que lleva capas porque es tímida), y le pide un baile. Bailan salsa, claro.

  • Pencas de acelgas
  • Agua + sal
  • 2 o 3 huevos
  • Harina para rebozar
  • 160 g de cebolla cortada en trozos pequeños
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1. Si las pencas son muy grandes, cortar a la mitad a lo ancho y a lo largo para dejarlas en un tamaño de unos 3×6 cm. Poner una cacerola al fuego con abundante agua y sal y añadir las pencas cuando comience a hervir. Cocer hasta que estén tiernas, unos 20 minutos aproximadamente (dependerá del grosor de las pencas). Escurrir y reservar.

2. Batir los dos huevos y poner harina de rebozar en un plato. Cuando las pencas se hayan enfriado lo suficiente para manipularlas pasar por la harina y el huevo batido y freír en abundante aceite de oliva caliente. Sacar, colocar sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite y pasar a una cacerola ancha. Reservar.

3. En el mismo aceite de haber frito las pencas freír 160 gr. de cebolla cortada en trozos pequeños y 3 dientes de ajo picados . Escurrir el exceso de aceite y pasar al mortero junto con 1/2 cucharadita de sal gruesa. Majar hasta obtener más o menos una pasta.

4. Desleír la cebolla y el ajo con unos 500 ml. de agua y volcar sobre las acelgas. Añadir un poco más de agua si fuese necesario para cubrir las pencas. Dejar cocer unos 15 o 20 minutos en la salsa, apartar y servir.

  • ¿Te ha gustado?

Artículos relacionados

Muğabbana al horno: Empanaditas de queso

Muğabbana al horno: Empanaditas de queso

19.01.2023

Receta de 'Sefardí. Cocinar la historia'.

Garbanzos, religión y hummus de supermercado

Garbanzos, religión y hummus de supermercado

11.01.2023

La domesticación del garbanzo como cultivo para consumo humano se remonta a 7500 años atrás

Receta de cebollas rellenas

Receta de cebollas rellenas

08.11.2022

Isabel Pérez, Aliter Dulcia, nos enseña su versión de las cebollas rellenas, una elaboración tradicional en cualquier casa asturiana.

Ensalada de col lombarda, dátiles y nueces.

Ensalada de col lombarda, dátiles y nueces.

18.08.2022

Esta es una ensalada crujiente y muy sabrosa

Estamos deseando leerte