PUDIN DE SEMOLINA CON COMPOTA DE FRESA Y CARDAMOMO

28.03.2017

Él era tan cursi que supo que el mundo le hizo así, que nadie le había tratado con amor, era tan cursi que llamaba mamá a su mujer y campeón a su hijo, era tan cursi que celebraba todo lo comercial con la devoción de un cartujo: san valentín, el día del padre, de la madre, del gato, del obrero, de la flor y lloraba en los mítines de sus fuerzas políticas favoritas, y lloraba en marcos incomparables, y lloraba en los carteles de anuncios publicitarios, era tan cursi que regalaba flores a las tenderas que no conocía y apadrinaba tortugas ciegas. Su postre favorito era la semolina hecha postre con su compota para celebrar un aniversario cualquiera: el conejo Blas enterrado en el jardín, la flor marchita de la ventana, el dolor del callo de su mujer, la guerra antigua del Peloponeso. Era tan cursi que hizo una muesca en un árbol y se abrazó a él para sentir la pura energía. Yo maté a Blas, asco de conejo.

Pudin de semolina con compota de fresa y cardamomo

Ya avisamos que el libro de Honey & Co. The Baking Book, de Sarit Packer e Itamar Srulovich nos tenía enamorados así que, mientras preparamos una reseña más extensa, os dejamos con otra receta para deleitaros que sirve tanto de postre como para un buen desayuno de fin de semana.

 

  • Para el pudin
  • 500 g de leche
  • 100 g de nata para cocinar
  • 2 cucharadas de azúcar extrafina
  • Cáscara de un limón
  • 100 g de semolina 
  • Para la compota
  • 200 g de fresas
  • 2 vainas de cardamomo
  • Una pizca de pimienta negra recién molida
  • El zumo de 1 limón
  • 80 g de azúcar extrafina
  •  
  • Moldes grandes de flan
  • Receta adaptada de Honey & Co. The Baking Book, de Sarit Packer e Itamar Srulovich

1. Retirar los tallos verdes de 200 g de fresas y partir en cuartos. Mezclar las fresas con las semillas de 2 vainas de cardamomo molidas, una pizca de pimienta negra recién molida, el zumo de 1 limón y 80 g de azúcar extrafina, pasar a una cacerola y llevar a hervir a fuego fuerte. Cocinar durante unos 6-8 minutos hasta que la mezcla haya espesado y apartar del fuego.

2. Poner 500 g de leche, 100 g de nata, 2 cucharadas de azúcar extrafina y la cáscara de un limón en una cacerola a fuego fuerte hasta llevar a ebullición. Bajar a fuego medio, añadir 100 g de remolina y remover hasta que empiece a espesar; tardará unos pocos minutos. Dividir en 4 cuencos de servir (nosotros utilizamos moldes de flan) y cubrir con la compota de fresas. Comer mientras aún esté templado.

  • ¿Te ha gustado?

Artículos relacionados

TIRAMISÚ DE PISTACHO Y NUTELLA

TIRAMISÚ DE PISTACHO Y NUTELLA

21.07.2020

¡Estamos aquí para pervertirte!

PASTELES DE CREMA DE CHOCOLATE Y FRUTOS DE VERANO

PASTELES DE CREMA DE CHOCOLATE Y FRUTOS DE VERANO

23.06.2020

¿Chocolate y frambuesas? ¡SI!

ESPUMA DE CAFÉ

ESPUMA DE CAFÉ

16.06.2020

Cuando la tarde languidece, renacen las sombras.

COOKIES RELLENAS

COOKIES RELLENAS

09.06.2020

Un paraíso interior.

Estamos deseando leerte