Coffee Cake

Hay dos tipos de personas: las que se comen el pastel y las que se dejan comer por el pastel, estas últimas harían gala de llenar el ojo antes que la tripa; son las que llenan de calorías una mirada, las que tienen la niña obesa mórbida, las adictas al escaparate de la pastelería, las pavlov de las glándulas exocrinas, las que amaestran la parótida. Cuando estuvo expuesto este pastel, registramos dos huellas de manos resbalando sudor frío en el escaparate de nuestra tienda, ¿fue usted?

Ingredientes

Para el streusel
65 gr. azúcar moreno
50 gr. mantequilla derretida
35 gr. harina
65 gr. nueces pecanas partidas

Para el bizcocho
115 gr. mantequilla
225 gr. azúcar blanca
2 huevos
275 gr. de crema agria o nata ácida (Sour cream)
2 cucharadas de café de vainilla en pasta
275 gr. harina
8 gr. levadura
3 gr. de bicarbonato
3 gr. de sal

Coffee cake

Precalentamos el horno a 180 grados.

Por un lado, tamizamos en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

En otro bol, ponemos el azúcar y vertemos sobre ella la mantequilla derretida. Mezclamos con unas varillas hasta integrar ambos ingredientes. Añadimos a continuación, uno a uno, los dos huevos, mezclando hasta que estén bien incorporados. A continuación, vertemos sobre la mezcla la crema agria y mezclamos y, finalmente, añadimos la vainilla en pasta.

A esta mezcla, unimos la harina y removemos hasta que esté todo bien integrado. Quedará una masa bastante espesa.
Por otro lado, preparamos el streusel, mezclando la mantequilla derretida, el azúcar moreno, la harina y las nueces. Revolvemos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Si cuando lo vayamos a utilizar la mantequilla se ha solidificado y se queda una masa compacta, la deshacemos con las manos hasta obtener una especie de masa arenosa.

En un molde bien engrasado, vertemos la mezcla de bizcocho. Aplanamos con una espátula y repartimos por encima el streusel. Introducimos en el horno durante 40/45 minutos o hasta que al introducir un palillo, este nos salga limpio.

Si no encuentras en el mercado la crema agria o nata ácida (nosotros la hemos comprado en ALDI), la podemos hacer casera con 275 ml. de nata líquida bien fría, a la que añadiremos el zumo de medio limón. Esperamos unos minutos y batimos con unas varillas. Veremos como la mezcla va espesando. A continuación, añadimos 2 cucharaditas de vinagre y una pizca de sal. Removemos de nuevo con las varillas hasta que espese. También se puede sustituir por la misma cantidad de yogurt griego.
Podemos aromatizar el streusel con una cucharadita de canela.