Trufa de chocolate, un alimento puramente humano

El robochef ROB– 55 se dirigió a la impresora 3D para inyectar los ingredientes de su trufa de chocolate; vio que el tubo de ensayo con células madre de vaca que generaban músculo para su hamburguesa estaba listo y revisó el jardín vertical lleno de arroz potenciado con betacarotenos. La trufa no era lo suficientemente redonda. Un androide robochef puede tolerarlo todo, puede aprender de un cocinero con haberlo visto un par de veces y reproducir su receta, pero la imperfección no es una opción. Redondeó y redondeó, hasta que la trufa fue perfecta para sus parámetros, pero retiraron su plato con autolimpieza y protector súper hidrofóbico con “trufas según la esfericidad de Krumbein”. Los clientes querían la verdad de la trufa humana trabajada entre los dedos, querían lo humano latiendo con toda su imperfección. Fue reseteado.

*Nota: Todos los citados son métodos de cocina reales. El androide no.

Esta maravillosa receta de trufas de chocolate y naranja es de Isabel Pérez, Aliter Dulcia. En pleno boom de su libro Aliter Dulcia. Pasteles con historia, esta receta apareció en el especial de Navidad del Club del Gourmet de El Corte Inglés, donde nos contaba, además de la receta de sus trufas, el origen de este maravilloso postre.

Ingredientes

600 g de chocolate de cobertura
50 g de mantequilla
280 g de nata líquida para montar
20 g de Cointreau
Naranja confitada cortada muy fina o ralladura de media naranja
Cacao puro en polvo y una cucharadita de canela.

Trufas de chocolate

1. Derretir juntos el chocolate y la mantequilla al baño María. Retirar del fuego y añadir la nata líquida a temperatura ambiente, el Cointreau y la naranja confitada o la ralladura.

2. Verter en un recipiente y dejar enfriar al menos durante cuatro horas.

3. Tomar porciones de la crema endurecida, dar forma redonda y rebozar en la mezcla de cacao y canela.

4. Volver a llevar al frío durante una media hora para ser consumidas frescas.